Blog

El Puente de Mostar tiene nuevo propietario

La preciosa tabla pintada a acuarela ya ha llegado a su nuevo propietario, que ha quedado encantado.

Así es como continúa la historia de una vieja y quemada tabla que un artista callejero recuperó de un montón de escombros de uno de los edificios derruidos de esta ciudad de Bosnia-Herzegovina. Nadie sabrá nunca qué llamó la atención de este artista hacia este trozo de madera, pero decidió darle vida dibujando en acuarela el Stari Most, que siempre representó la unión entre dos culturas aparentemente opuestas, una a cada orilla del rio Neretva, y cuya destrucción fue el símbolo de una cruenta guerra.

Hoy en día disfrutamos de la paz en tierras bosnias y de un Stari Most reconstruído desde donde los jóvenes siguen lanzándose a las aguas del Neretva, casi como si nunca se hubiera destruido.

Quizás fuera esto lo que aquel artista quisiera dibujar en cuanto vió la tabla, la unión de cosas que se pueden separar para luego volver a unirse, o el puente más bonito de una ciudad mezcla de culturas, o, quien sabe, tan solo un bonito lugar para visitar, fotografiar y recordar y desde el que saltar al agua.

Esperamos que el nuevo propietario de esta preciosidad pueda disfrutar en su propia casa de un trocito de historia, de la vida que resurge victoriosa de las cenizas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *